La tarea de un proveedor de gases medicinales es ofrecer gases medicinales de alta calidad para su uso terapéutico en centros sanitarios. 

Para ello, tiene que ser capaz de almacenar y transportar estas sustancias de la manera correcta, teniendo en cuenta las necesidades concretas de cada tipo de gas medicinal.

¿Cuáles son los principales gases medicinales que se usan en el sistema sanitario, para qué se usan y cómo asegurarse de que los equipos utilizados por un proveedor de gases medicinales sean los correctos? Siga leyendo para descubrirlo.

Gases medicinales: ¿qué son y cómo se usan?

Los gases medicinales se definen como los tipos de gases utilizados en los sistemas sanitarios con objetivo terapéuticos

Esta categoría incluye distintos tipos de gases de calidad médica, aire comprimido y mezclas de gases y se aplican en distintos ámbitos sanitarios, incluidos la odontología, la veterinaria, la medicina, las residencias de ancianos, las ambulancias, los centros sanitarios de urgencias y los laboratorios médicos, entre otros.

Los gases medicinales se utilizan en muchos procedimientos sanitarios, desde el diagnóstico por imagen a la conservación de órganos y tejidos, o en intervenciones quirúrgicas y casos de urgencias, entre otros.

Al ser parte del sistema sanitario, los gases medicinales están regulados como sustancias farmacéuticas y sujetos a distintas restricciones y normas internacionales. 

Esto significa que todo proveedor de gases medicinales deberá garantizar procedimientos de máxima calidad tanto en el almacenamiento como en el transporte, idear sistemas específicamente diseñados para las necesidades de cada gas y cada sustancia, y utilizar los equipos adecuados.

Aunque hay muchas maneras de que un proveedor de gases medicinales ofrezca todo esto, un sistema habitual para gases de bajo volumen incluye una fuente central y una red de distribución de tuberías o bombonas de transporte diseñadas específicamente. Otros gases medicinales, como el aire de uso médico, se generan en los propios centros y hospitales de manera sencilla. 

Los cinco gases medicinales más utilizados que todo proveedor de gases medicinales debe conocer

Oxígeno médico

El oxígeno médico se utiliza para contrarrestar la acción de ciertas enfermedades que hacen que los niveles de saturación de oxígeno disminuyan, lo que proporciona el tratamiento adecuado para pacientes con deficiencia de oxígeno. Por ejemplo, algunos usos habituales del oxígeno médico incluyen tratamientos de inhalación y reanimación, así como soporte vital en procedimientos de respiración artificial.

Categorizado como medicamento, el oxígeno médico se diferencia del oxígeno industrial en su nivel de pureza: para utilizarse en tratamientos médicos y ser apto para uso humano, los proveedores de oxígeno médico tienen que garantizar una pureza del 93 % (este valor aumenta hasta niveles de pureza del 99 % en el caso de oxígeno médico obtenido mediante métodos criogénicos) según el mandato del Directorio Europeo para la Calidad de los Medicamentos.

Esto significa que hay equipos característicos a incorporar en la generación de plantas de oxígeno médico, de modo que no haya contaminación a través de los procedimientos de fabricación, almacenamiento y transporte del oxígeno médico.

Estos requisitos difieren mucho de los del oxígeno industrial, que forma parte de los muchos gases utilizados en la producción industrial y se utiliza para múltiples aplicaciones, como la generación de reacciones químicas o los procesos de combustión y oxidación, entre otros. 

Contenido relacionado: Importancia de los sistemas de oxígeno líquido en la industria médica y farmacéutica

Aire de uso médico

El aire de uso médico es aire comprimido limpio que, gracias a la ausencia de contaminación, partículas y otras impurezas, puede utilizarse para distribuir otros gases medicinales. Siguiendo estrictos requisitos (por ejemplo, en los EE. UU. está regulado por la Instrument Society of America) puede ofrecer una alternativa al nitrógeno médico en dichos procesos.

Como tal, se utiliza para alimentar equipos médicos que dependan del aire, como ventiladores, herramientas quirúrgicas, respiradores manuales o instrumental neumático, entre otros.

El suministro de aire de uso médico se basa en compresores de aire que pueden administrar este gas en ámbitos de asistencia sanitaria. Por ejemplo, los compresores de aire de uso médico pueden usarse durante las cirugías para garantizar la respiración de los pacientes. 

Dióxido de carbono

El dióxido de carbono presenta múltiples usos en el sector sanitario, por ejemplo: 

  • cuando se combina con el oxígeno médico, facilita los tratamientos respiratorios durante la administración de anestesia;
  • las cirugías menos invasivas (incluidas las endoscopias) dependen del dióxido de carbono como gas de insuflación, el cual expande las cavidades corporales y, por lo tanto, proporciona una mejor visibilidad a los cirujanos;
  • el dióxido de carbono también se puede usar en cirugías torácicas cuando pueda ser necesario mover los órganos para que los cirujanos tengan acceso a una zona concreta.

Nitrógeno

La capacidad del nitrógeno para congelar tejidos se emplea para conservar tejidos orgánicos, sangre y otras muestras biológicas. También es útil para destruir tejidos en procedimientos dermatológicos y de criocirugía, donde es un elemento importante para combatir algunos problemas tumorales y lesiones en la piel. 

Además, el nitrógeno también se puede emplear para alimentar ciertos equipos médicos, como los de aire de uso médico.

Siga leyendo: Tamaños de los tanques de nitrógeno: diferencias principales

Óxido nitroso

Este gas se utiliza como anestésico y analgésico en procedimientos quirúrgicos. Inhibe los procesos de transmisión del dolor tanto en la médula espinal como en el cerebro. 

También se usa junto con el oxígeno médico para aliviar el dolor en procedimientos como las intervenciones y el cuidado dentales, además de en el parto.

Helio gas

El helio gas cumple una función esencial en determinados procedimientos terapéuticos, ya que reduce la resistencia de los músculos y las vías respiratorias, lo que permite la actuación de otros tratamientos. 

Como tal, y junto con el oxígeno, puede ser de gran ayuda en el tratamiento de problemas respiratorios como el asma o el enfisema.

Además, también se está utilizando como una alternativa al dióxido de carbono como gas de insuflación en ciertas cirugías abdominales donde los pacientes han mostrado problemas de retención de dióxido de carbono.

Le puede interesar: Helio súper fluido: la importancia del helio líquido y sus aplicaciones

¿Por qué confiar en Cryospain para sus equipos de gases medicinales?

En Cryospain ofrecemos equipos criogénicos fiables para proveedores de gases medicinales, proveedores de oxígeno o aquellos encargados de la fabricación de oxígeno médico. 

Como tal, estamos capacitados para ofrecer opciones de almacenamiento de máxima calidad para gases medicinales, incluidos tanto tanques de fondo plano como tanques o botellas rellenos de oxígeno.

Nuestras soluciones de almacenamiento están diseñadas para cubrir las necesidades de nuestros clientes:

  • distintos tamaños. Nuestras soluciones abarcan desde tanques de oxígeno líquido pequeños (dewars) a tanques criogénicos a granel grandes;
  • distintas posibilidades de aislamiento. Nuestra fórmula más habitual incluye una pared doble para el aislamiento y una única contención, de manera que el oxígeno líquido está contenido dentro de un tanque interior;
  • cumplimiento con muchos estándares y certificados de seguridad y calidad.

A lo largo de nuestras décadas de experiencia, nos hemos esforzado para llegar a ser un socio fiable para todos los proveedores de gases medicinales brindando equipos de calidad que también estén optimizados para reducir al mínimo los costes de mantenimiento y garantizar la seguridad en todo momento. 

Debido a su naturaleza especial y frágil, esto es especialmente cierto en el caso de los centros sanitarios y el suministro de gases medicinales.  

¿Desea saber más sobre las posibilidades de equipos criogénicos para un proveedor de gases medicinales? Descargue nuestro catálogo y descubra todo sobre las soluciones de almacenamiento de gases de Cryospain y nuestros equipos y plantas personalizados.

Contáctanos

Política de privacidad

Thank you! We'll get back to you as soon as possible.

Cryospain Contáctanos