Las bombas criogénicas son una herramienta esencial para llevar a cabo procesos que involucren gases industriales en estado puro o en forma de mezclas. El ahorro de energía, las dimensiones reducidas, la facilidad de mantenimiento y la ausencia de contaminación en bombas criogénicas las convierten en la mejor elección para cualquier desafío criogénico industrial.

La importancia en el mantenimiento de bombas criogénicas

Para rentabilizar y optimizar los distintos usos de las bombas criogénicas, es necesario un correcto mantenimiento de éstas, apoyado por expertos. La falta de éste podrá resultar en un mal funcionamiento de los motores o en un aislamiento deficiente, dando lugar a mantenimientos posteriores más frecuentes, reemplazos de piezas reiterados y una derivada vida útil reducida. 

Un mal mantenimiento criogénico, por tanto, generará costos de reparación excesivos, un rendimiento deficiente e incluso el posible cierre de la planta. Por todos estos motivos es sumamente necesario un control exhaustivo de factores como la temperatura, la vibración, el sonido o el nivel de presión de las bombas.

Desde la experiencia de Cryospain, te proporcionamos una serie de consejos para el óptimo mantenimiento de tus bombas criogénicas.

Diferencias en el mantenimiento criogénico según el tipo de bomba 

Es un principio básico comprender que existen diferentes tipos de bombas criogénicas con piezas, conexiones y funcionalidades diferentes que debemos tener en cuenta a la hora de entender, mantener y manipularlas.

Bomba criogénica centrífuga 

La bomba centrífuga criogénica (también llamada receptora o generadora), funciona al transformar la energía mecánica de un impulsor o rodete en energía cinética o de presión del líquido criogénico, expulsando al exterior gracias a la fuerza centrífuga generada. 

Ésta está formada por un inductor encargado de enviar el fluido hacia el rodete, un impulsor o rodete formado por álabes que, unidos al eje, giran dentro de una carcasa circular, una capa superficial de materiales inoxidables que protegen al resto de elementos, un sello que evita filtraciones de líquido entre el eje y la carcasa, y una barra de sección circular que transmite la fuerza del motor.

Bomba criogénica de pistón 

La bomba de pistón, por su parte, comprime el líquido mediante el movimiento de este elemento. Es volumétrica y se usa para mover fluidos a alta presión a través del movimiento del pistón, que desaloja siempre el volumen de fluido equivalente al que ocupa éste durante la carrera del mismo.

Cuenta con una parte fría contenedora del pistón y que aspira e impulsa el líquido, una parte mecánica que transforma el movimiento rotario del motor en el movimiento de vaivén del pistón, y un motor eléctrico que transforma el flujo discontinuo de la bomba en flujo continuo.

Diferencias en el mantenimiento de bombas criogénicas 

Además de las bombas criogénicas descritas, existe la posibilidad de personalizar las características de las bombas criogénicas para poder disponer de estos dispositivos de manera que se adapten específicamente a las necesidades de cada industria. 

Por este motivo, las pautas e indicaciones concretas de mantenimiento para cada tipo de bomba variarán según su naturaleza, composición y recurrencia o tipo de uso. En cuanto al tipo de uso, debemos tener en cuenta que las bombas pueden ser de proceso (lo que significa que el uso de éstas es continuo) o de distribución (en caso de que se empleen de manera discontinua). 

Otros factores a tener en cuenta incluyen, por ejemplo, el hecho de que los problemas de aislamiento sean un contratiempo especialmente común en las bombas con motores eléctricos. En estos casos, es necesario un mantenimiento regular de los motores para evitar posibles desgastes. 

Muchas averías frecuentes también tienen que ver con el contacto no deseado entre fases, pudiendo implicar un fallo determinado de aislamiento en cables o enchufes y haciendo necesario el tener en cuenta las distintas partes involucradas en cada bomba.

Al igual que los factores intrínsecos a las bombas, es clave considerar factores externos a las plantas y bombas criogénicas. Un buen ejemplo es el entorno; para plantas cercanas al mar, el óxido es especialmente problemático, ya que el aire salado acelera la corrosión. Por lo que cada caso de mantenimiento específico debe ser valorado y tratado de forma individualizada.

Sigue leyendo: Cómo realizar un buen mantenimiento de cisternas dentro del sector criogénico

Tips para realizar un buen mantenimiento de bombas criogénicas

1. Tipos de mantenimiento ¿cada cuánto realizarlos?

La base de una buena política de mantenimiento criogénico se basa en el desarrollo de tareas de conservación, revisión y reparación. La transición desde el mantenimiento correctivo, enfocado en corregir defectos y solucionar fallos una vez ocurrido el problema, hacia un enfoque de mantenimiento preventivo focalizado en la anticipación a la ocurrencia de problemas y averías, ha ganado terreno con el objetivo de lograr un mantenimiento criogénico más fiable, rastreable y económico a largo plazo.

Por ello es importante apoyarse de tecnología y aparatología de diagnóstico para llevar a cabo revisiones diarias automatizadas que tracen una estrategia de mantenimiento predictivo para recopilar y analizar información que permita determinar el momento y lugar adecuados para efectuar las tareas de mantenimiento.

Trazar un buen plan de mantenimiento preventivo y predictivo nos permitirá conocer patrones de fallos y reducir al mínimo el efecto de las potenciales averías en la productividad de las bombas criogénicas. Este plan deberá ser apoyado siempre por una rutina de mantenimiento en uso, realizada por el mismo operador de los quipos que llevará a cabo la limpieza, inspección visual y lubricación de las bombas criogénicas.

Además de lograr un plan cotidiano de mantenimiento basado en datos, es importante dejar en manos de los expertos las revisiones oficiales pertinentes que se llevarán a cabo con la frecuencia especificada por cada fabricante en cuestión y de acuerdo a la normativa vigente; semestrales, anuales etc.; adaptándose en la medida de lo posible a las necesidades de cada cliente.

2. Procesos y productos implicados

Las tareas de mantenimiento deben poderse realizar in situ para bombas centrífugas y de pistón. Requieren equipos e instalaciones de primera línea y ocasionalmente, serán necesarias comprobaciones completas de aislamiento de motores a través de pruebas como el megóhmetro.

Otros procesos para el diagnóstico y mantenimiento de las bombas criogénicas incluyen la revisión y el análisis de los equipos criogénicos, pruebas de presión, pruebas de estanqueidad con helio, reparación de sistemas que no cumplen con su rendimiento, recuperación de vacío o

llenado de perlita.

Para las diferentes pruebas de conservación se utilizarán herramientas como un diagnóstico digital de instrumentaría, análisis e información de procesos, ultrasonidos, controles de aceite, emisiones fugitivas, controles de vibración, termografía y corriente, caída de varillas, diagnóstico de válvulas de control o pruebas de aislamiento de motor entre otras.

3. Equipo experto en mantenimiento de bombas

La inversión en tecnología y aparatología no tendrá sentido ni uso sin un equipo humano de técnicos de mantenimiento criogénico cualificados, certificados y con gran capacidad de análisis y resolución de problemas.

En Cryospain sostenemos que la profesionalidad y vocación de servicio son el mejor valor para nuestros clientes, y la formación continua en nuevos procesos y tecnologías son la clave para poder obtener el más alto nivel de especialización en instalaciones y maquinaria criogénica. 

Para conseguir que las plantas criogénicas funcionen sobre ruedas, es necesario entender las necesidades individuales de cada uso de bombas criogénicas y poder ofrecer un servicio integral adaptado a cada requerimiento, siempre bajo los estándares más altos de calidad.

Podría interesarte: Bombas criogénicas: descubre toda la información técnica que deberías conoce

Supervisión constante de bombas criogénicas con Cryospain

En Cryospain disponemos de un taller con sala limpia dedicado exclusivamente a la reparación y mantenimiento de bombas criogénicas. Nuestro equipo de profesionales y medios técnicos podrán recibir a clientes en el recinto de Cryospain o desplazarse a las instalaciones del cliente.

Además, con el objetivo de minimizar el tiempo de respuesta, tenemos permanentemente en stock un amplio surtido de piezas para bombas criogénicas; centrífugas y de pistón. Siempre dispuestos a estudiar cada caso como único, brindamos un servicio integral de ingeniería criogénica ¡Contáctanos y estudiaremos el tuyo!

Contáctanos

Política de privacidad

Thank you! We'll get back to you as soon as possible.

Cryospain Contáctanos