Aplicar el retrofit a un barco implica renovarlo para lograr mejorar su operatividad. Este procedimiento puede llevarse a cabo para cumplir con fines diversos, y con la instalación de diferentes tipos de componentes. 

¿En qué consiste el retrofit de barcos?

Esencialmente, se trata de renovar un barco con la instalación de componentes o sistemas innovadores. Esto puede llevarse a cabo para cumplir con las nuevas normativas existentes o porque el armador  quiere mejorar el rendimiento operativo de sus embarcaciones en funcionamiento.

El retrofit de barcos es un proyecto financiado con fondos europeos, que se creó con el objetivo inicial de desarrollar métodos para la valoración de las posibilidades de retroadaptación de los buques  y la correspondiente selección de las tecnologías ecológicas más adecuadas para cada caso.

Funcionamiento

El retrofit de barco GNL implica mejorar cualquier equipo del barco implementando nuevas tecnologías y mejorando los sistemas antiguos. De esta manera, se puede adaptar el motor para que pueda usar gas natural o, incluso, instalar uno que funcione así desde el inicio. Esto implica también la sala de máquinas, para incluir un tanque, un vaporizador y un sistema de canalización de gas natural. 

Normativas que lo regulan

La normativa que regula la aplicación del retrofit es muy amplia e incluye diversos aspectos relacionados, esencialmente, con el combustible y los motores de un barco.

La normativa del 1 de enero de 2020 marcada por OMI limita como máximo el contenido de azufre en un 0.50% masa/masa, en cualquier zona especial o ECA. En este caso, no superará el 0.10% masa/masa. Para cumplir con esta normativa, se proponen diversas posibilidades:

  • El uso de fuelóleo de bajo contenido en azufre.
  • La utilización de una Scrubber para limpiar los gases de escape antes de su liberación a la atmósfera.
  • El uso de un gas como combustible.
  • El metanol puede ser otra buena opción para la utilización de servicios de navegación marítima de corta duración.

También hay que destacar la aplicación del convenio SOLAS, que establece las normas mínimas que debe cumplir la construcción, el equipo y la utilización de los buques, garantizando su seguridad.

Otra de las normativas a tener en cuenta en este sentido es el Convenio internacional MARPOL, cuyas reglas tienen por objetivo prevenir y reducir al mínimo la contaminación ocasionada por los buques, tanto accidental como procedente de las operaciones normales. 

Igualmente, la resolución del 21 de septiembre de 2016, de la Dirección General de la Marina Mercante, obliga a que la tripulación de un buque con gas como combustible tenga una formación específica relacionada con los sistemas de combustible empleados.

Finalmente, el código IGC afecta a los barcos que transportan gas licuado a granel, y establece los requisitos de su diseño, construcción y transformación.

Artículo relacionado: UNE-EN 14620, la norma española sobre tanques de fondo plano que deberías conocer.

¿Por qué es beneficioso el retrofit para el medioambiente?

Aunque el transporte marítimo es la forma más eficiente y respetuosa con el medio ambiente de transporte comercial mundial, todavía es posible trabajar para controlar la calidad del aire y luchar contra el calentamiento global.

En este sentido, el retrofit de gas en barcos juega un papel esencial para el desarrollo de una  transición energética marítima exitosa. La modernización de los buques reduce su nivel de emisiones y permite descarbonizar el envío

En otras palabras, podemos decir que el retrofit en barcos juega un papel fundamental para que el transporte marítimo sea todavía más sostenible y ayude al mantenimiento del medio ambiente.

Gases intercambiados

La potencial descarbonización que representa la retroadaptación de los buques viene dada por el intercambio de gases que se produce cuando estos pasan por el dispositivo intercambiador del sistema. Con este proceso, se consigue reducir las emisiones de gases nocivos para el medioambiente al eliminar elementos como el dióxido de carbono y empezar a usar el GNL.

Retrofit en otros sectores: tecnología implicada

La retroadaptación no solamente se aplica en barcos, aunque este haya sido su objetivo inicial. En Cryospain hemos realizado este procedimiento en barcos y trenes, usando nuestra alta tecnología de diseño y la fabricación de tubería aislada de alto vacío, Cryoline

Lectura recomendada: Consejos para asegurar el almacenamiento y el transporte de gases criogénicos.

Expertos en retrofit de barcos

En Cryospain somos expertos en la retroadaptación de buques. Aplicamos nuestra experiencia en el diseño, fabricación e instalación de tuberías criogénicas para que estos barcos puedan cumplir con todo este proceso. 

Trabajamos para que los buques cumplan la normativa IMO 2020 y aplicamos nuestras tuberías para que puedan adaptarse al uso de gas natural licuado. De esta manera, se puede reducir el fuel oil y reducir las emisiones de gases con efecto invernadero. 

En Cryospain somos especialistas en el diseño y fabricación de tuberías criogénicas aisladas al vacío para barcos con retrofit. Incluso, las fabricamos a medida para adaptarnos a las características de cada caso.  De esta manera, proporcionamos las mejores soluciones tecnológicas para minimizar el impacto medioambiental de  los buques. 

Almacenamiento

Líderes en soluciones de almacenaje criogénico

Cryoline

Alta seguridad en la distribución de gases licuados

Plantas y Estaciones

Ingeniería y equipos tecnológicos avanzados

Equipos a medida

Respondiendo a tus necesidades en criogenia

Mantenimiento

Calidad de servicio y satisfacción a largo plazo

Distribución

Suministros industriales para criogenia

Servicio de Ingeniería

Experiencia y profesionalidad en cada proyecto

Servicio Postventa

Buscando la satisfacción de nuestros clientes

Contáctanos

Política de privacidad

Thank you! We'll get back to you as soon as possible.